Dark Lord 2018 de 3 Floyds Brewing CO, 15.0% ABV, 50 IBUs.

Cerveza americana estilo Russian Imperial Stout a la que se le ha añadido azúcar de la India, vainilla mexicana y café.

Apariencia: de color totalmente negra, no pasa la luz a través de ella. Corona de espuma color marrón de muy baja retención, con burbujas compactas y abiertas. Se observan piernas de alcohol en la copa.

Aroma: de inicio no da cabida a nada más que no sea la gran cantidad de azúcares no procesados que la conforman. Conforme la nariz se adapta a ese dulzor masivo, podemos apreciar notas a salsa de soja, ligero ahumado, melaza, café dulce. Super intenso el dulzor, sobra decirlo.

Sabor: diabéticos por favor abstenerse de esta cerveza (y de cualquier otra, dicho sea de paso). Lo único que vas a encontrar es un golpe puro y derecho de azúcar no procesada, caramelo, melaza, que inundan y recubren al paladar al punto de saturarlo. Después de un par de tragos encontrarás que también hay otros elementos que conforman esta cerveza, notas a salsa de soja, café dulce, chocolate dulce, vainilla, frutos oscuros maduros como ciruela-pasa y dátiles así como un ligero gusto ahumado también está presente. En el regusto el amargor es inexistente, sólo queda un carga de azúcar cruda que satura al paladar.

Sensación: de cuerpo medio-alto que se percibe sedoso y viscoso, baja carbonatación. Su potencia alcohólica se deja ver al correr el líquido por la garganta, dejando una calidez que no es agresiva.

¡Por fin! Una de las ballenas blancas de la vieja escuela en este mundo cervecero, pues conseguir una botella de estas es algo complicado pues sólo se pone a la venta un día al año sólo en la cervecería tras un festival que se realiza en el mes de Mayo, eso o tener un buen contacto o, su defecto, una buena cartera para pagar por una botella. Pese a que hoy en día el status de esta cerveza ya no es lo que era, hace algunos años estaba en lugares muy altos en los rankings de foros americanos. Como siempre lo digo, ese hype es un arma de doble filo. Es diferente, explosiva, intensa pero no de buena forma, la realidad es que es en extremo dulce, al grado de casi parecer sólo agua con alcohol y azúcar (básicamente eso es la cerveza, pero tu entiendes, mi estimado lector, a qué me refiero) y eso que ha estado en guarda por cerca de 1 año, no creo que mejore tanto más con los años. Por fin pude tacharla de mi lista de cervezas a probar, es algo que debe ser probada al menos una vez por los amantes de la cerveza, pero personalmente, ahora que la conozco, no sería algo que buscara nuevamente.

IMG_5968
Dark Hype.
Anuncios