Self Destructive Destiny de Electric Brewing CO, 10.0% ABV.

Cerveza americana estilo New England Double/Imperial India Pale Ale/Double NEIPA donde se utilizaron lúpulos Galaxy, Rakau y Nelson y se aplicó doble dry-hopping además de adicionarse lactosa.

Apariencia: de color ámbar que se observa totalmente turbia a contraluz. Corona de espuma color blanco de mediana retención, con burbujas compactas y algunas cuentas abiertas al centro.

Aroma: los lúpulos Rakau destacan con sus características notas a piña, sorbete de piña además mango, toronja, moras y esa levadura característica que hace recordar a tabletas vitamínicas infantiles.

Sabor: al inicio es un cocktail de frutas donde destaca la piña madura, sorbete de piña y moras, atrás quedando las características frutales y cítricas de los otros lúpulos como toronja roja, zumo de naranja, lima, mango madura así como un ligero carácter especiado y terroso que se complementa con la levadura clásica de Electric que recuerda a tabletas vitamínicas infantiles (Las de Los Picapiedra específicamente). En medio del trago se hace notar el dulzor sui generis de la lactosa así como de las maltas donde destaca el trigo. En el regusto queda un amargor de mediana-baja intensidad que deja notas remanentes a piña dulce, toronja, mango y lactosa.

Sensación: de cuero medio que se percibe sedoso en boca, mediana-baja carbonatación.

Primera Triple IPA que Electric Brewing realiza y enlata, la realidad quedó una gran cerveza. Si bien sus último lanzamientos no habían sido del todo mi agrado, con Self Destructive Destiny vuelven por la senda correcta. Un explosión frutal donde el lúpulo Rakau es el protagonista además de ser asombrósamente bebible pues en ningún momento te va a dar la sensación de ser una Triple IPA. Electric Brewing rompiéndola como es costumbre.

IMG-4032
Si este es mi destino he de aceptarlo.