Kriek 100% Lambic Bio 2016 de Brasserie Cantillon Brouwerij, 5.0% ABV.

Cerveza belga estilo Fruit Lambic/Kriek, o sea, que se fermenta con cerezas agrias (200gr de cerezas agrias por 1 lt de cerveza)

Apariencia: de color rojo cereza, se observa turbia y sin embargo se alcanza a percibir una mediana-alta actividad de carbonatación. Corona de espuma color rosa pastel de aspecto jabonoso, con burbujas compactas y algunas abiertas que se disipa muy rápidamente.

Aroma: complejo; se presentan muchas capas donde en un inicio destacan notas minerales y herbales que recuerdan al pasto, el carácter ácido y muy ligeramente agrio de la propia fermentación que ofrece notas a paja mojada y establo, en menor intensidad se encuentran aromas a zumo de lima, cerezas agrias, frutos rojos del bosque como arándanos y fresas, cuero y madera.

Sabor: inicia con una acidez muy marcada y de mediana intensidad proveniente de la propia fermentación y la cerezas agrias utilizadas. Nuevamente el carácter mineral y herbal que recuerda al pasto se presenta en boca acompañado de una muy tenue agriedad que desarrolla notas a paja mojada, vinagre, zumo de lima y las cerezas agrias presentes aunque de forma ligera. En medio del trago y acompañado de la acidez inicial, se perciben notas a cuero, almendras, algo especiado que recuerda a la canela con un apoyo de las maltas que recuerda al cereal neutro aunque esto apenas y es perceptible. En el regusto es seco de carácter mineral y que vienen acompañado de una acidez de mediana intensidad.

Sensación: cuerpo medio-ligero con baja carbonatación.

Cantillon es un referente dentro del mundo de Lambics y sobra mencionar el enorme hype que tienen las cervezas de ellos, además de los costos elevados donde tan sólo en Estados Unidos puede llegar a costar 50 dólares una botella de éstas y eso sólo hablando de las de línea. En ésta ocasión, con 21 meses embotellada, el carácter de la levadura salvaje se ha desarrollado bastante lo cual es notorio pero que da gran complejidad a la cerveza en conjunto a las cerezas agrias, en alguna otra ocasión me gustaría poder probar una botella más fresca para compararlas, estoy seguro que es totalmente distinta. Una impecable Kriek donde Cantillon hace honor a su fama pero eso si, apta para aquellos amantes de la cerveza ya entrados en materia pues para alguien que apenas va iniciando y que desconoce las características del estilo puede resultarle una experiencia no muy placentera. Como dato extra, existen dos versiones de etiquetas de ésta misma cerveza: las que dicen Bio y traen el símbolo de de orgánico en su esquina inferior derecha son las comercializadas en Europa y las que no trae éste ni dicen Bio son las comercializadas en Estados Unidos, aunque en teoría el contenido es el mismo.

Un agradecimiento enorme a mi madre por traerme este increíble regalo desde la lejana Europa.

20180122_175637
Gran Kriek, grande Cantillon.