El festival de la cerveza en Veracruz es un evento que realiza anualmente desde el 2014. Durante este año se llevó a cabo los días 2, 3 y 4 de Septiembre, en esta ocasión es su 3ra edición.

Un evento que había estado esperando por varios meses ya que sería el primer festival de cerveza al que acudiría, por lo tanto sobra decir que me encontraba bastante emocionado de poder asistir. Como anteriormente he publicado en otras entradas, el movimiento cervecero por este lado del “charco” es muy poco, si bien las personas empiezan a tomar y conocer cerveza artesanal, aún es muy lento.

Sin más, me gustaría compartir con usted lector y lectora, cervecero y cervecera, o simplemente curioso/curiosa que llegó aquí por casualidad, mi experiencia en este evento, si bien y como ya he dicho antes, no soy un experto (tampoco estoy ni cerca de serlo) si soy un aficionado fiel a esta bebida.

La entrada

El evento estaba programado para iniciar a las 12:00 hrs en la macroplaza de Veracruz o mejor conocida como Malecón, aunque por redes sociales se anunciaba su inicio a las 13:00hrs. Su servidor llegó al rededor de las 13:00hrs, sin embargo aún no permitían la entrada, no fue hasta las 14:00hrs cuando pudimos acceder al evento, con un precio de $70 pesos mexicanos con el cual te obsequiaban una pinta americana conmemorativa, con dos marcas: una de 3oz y otra de 12oz.
Resumen: De inicio, mala organización pero buena atención, los guardias de seguridad estaban evitando la entrada con líquidos pero los organizados enseguida defendieron a los asistentes permitiendo el paso de botellas con agua, bien ahí.

Ya en el evento

Ya dentro, diferentes stands techados, desde cerveza de macrocervecería (grupo Modelo exclusivamente), brewers locales, brewers de otros estados, distribuidores de marcas nacionales e internacionales, comida para todos los paladares y presupuestos, bebidas diferentes a cerveza, locales de cervezas preparadas (micheladas, clamatos, etc, recordar que estamos en costa y se acostumbra tomar este tipo de preparados, al que suscribe la agrada tomarse uno de vez en cuando) era la variedad que podía uno encontrar. Buen ambiente, música para todos los gustos, mesas y sillas para poder descansar, comer, beber su cerveza a gusto o simplemente esperar a que los efectos del etanol menguaran. Un escenario para los grupos musicales que se presentarían a lo largo del festival con buen espacio y sonido. La asistencia que tuvo al inicio fue muy poca, ya para la tarde-noche estuvo mucho más concurrido.
Resumen: en general y a primera vista, una amplia variedad para todos los gustos, lo malo, la entrada a los baños portátiles costaba $10 pesos mexicanos y teniendo en cuenta que lo que bebes es cerveza, está claro que vas a gastar en más de 2 ocasiones en poder usarlos.

La Cerveza, sus productores y distribuidores, lo que de verdad importa del evento.

“Redoble de tambores” y entramos a lo que de verdad importaba del evento. Amplio surtido y variedad, para todos los gustos y paladares, desde cervezas lager y ales ligeras para aquellos no tan aventurados, hasta IPAs e Imperial Stouts para los que tenemos más kilómetros recorridos.
Traté de recorrer la mayoría de los stands o al menos hasta donde mi alcohol-deshidrogenasa me permitió (enzima que juega un papel importante en el metabolismo del etanol) y probar lo más posible. Todos los locales tenían la opción de degustaciones de 3oz (ya tiene sentido la marca del vaso, ¿Verdad?) desde $10, 15 y 20 pesos mexicanos, la pinta completa de 12oz o la botella (variaba mucho el precio dependiendo de la cerveza).
En general, la mayoría de los brewers y distribuidores muy amables, casi todos te preguntaban tu opinión, fueras alguien que apenas toma una cerveza artesanal por primera vez o alguien con más referencias, se preocupaban por explicarte un poco de la cerveza y demás, algunos (como no puede faltar en este ámbito) algo soberbios, de esos que poco les importa un comino tu opinión aunque seas el consumidor y el que finalmente paga por la cerveza, sin siquiera tomarse la molestia de explicarte algo acerca de su producto, eran los típicos que te argumentan que “tienen un amigo juez BJCP certificado dijo que estaba buena” o “gané X premio en tal o cual festival, festival del cual participaron 100 cervezas y luego meten 10 diferentes un mismo brewer/marca” y ya (si eres de esos y por casualidad del destino terminas leyendo esto, recuerda que finalmente el que paga por tu cerveza es el consumidor y no tu amiguito juez, a ver si la próxima vez el te paga las deudas. Tómate la molestia de tan siquiera explicarle a la gente de que trata tu cerveza y que puede esperar de ella, mucha gente si toma algo diferente a lo que ha tomado toda su vida como adjunt lagers, probablemente le puede parecer malo, hace falta cultura e información, no elitismo).
Todos los stands se quejaban que los organizados no les dieron agua/hielo para enjuagar los vasos o la boca del consumidor, un tache muy grande para ellos, afortunadamente la gran mayoría ya sabe como es esto de los festivales y llevaban su propio garrafón.
La calidad variaba: desde cervezas malas malas, bebibles, buenas de acuerdo al estilo, buenas porque estaban buenas hasta excelentes. Por mencionar algunas marcas/brewers/distribuidores, estuvieron presentes los distribuidores de Founders, North Coast, Schneider Weisse, O’Haras, Fauna, Corazón de malta, La Brü, Loba, Mundo Malta (que distribuyen Gulden Draak, Piraat, Kasteel entre otros), brewers nacionales como La Bribona, Labue, Don Goyo, Xochipilli, Bildenberg, La Leyenda (100% locales) entre otros que ya no me dio el cuerpo para visitarlos.
Resumen: difícil resumirlo, leer lo anterior por favor. Amplia variedad de cervezas.

Y en conclusión

Fue un evento de mediana difusión, buen ambiente en general, precios para todas las carteras. La verdad es que, con entrada y transporte incluido, gasté menos de $450 pesos mexicanos, probé algo más de 20 cervezas distintas, me traje un par de souvenirs, tuve buenas conversaciones y acercamiento con los distribuidores y productores en general. Mi opinión de la cerveza a su fabricante o distribuidor lo más sincera y lo menos agresiva posible (sólo y SÓLO si me la pedían), siempre tratando de dar una crítica constructiva no como juez o alguna otra cosa pretenciosa si no como consumidor (no soy nadie en el ámbito cervecero más que un aficionado, poco sé de los procesos de elaboración pero si he probado un par de cervezas que me permite tener como referencia ciertos estilos y de ahí partir, sólo daba mi opinión desde ese punto de vista) Agradable, sin duda regresaré el año que viene, y ojalá pudieran realizar más seguido este tipo de eventos por acá o al menos pueda acudir a más y mejores en otras partes.

Pensamiento finales y resumen general

-Lo bueno: evento que difunde la cultura cervecera en Veracruz la cual aún falta mucho, variedad de cervezas, buenos precios, buen ambiente. Me sorprendió gratamente cervecería La Leyenda que son del mero puerto de Veracruz, sus cervezas buenas (nada del otro mundo tampoco) su IPA con mosaic me pareció de lo mejorcito. Founders, Fauna y North Coast ya son cervecerías establecidas, sinónimo de calidad.

-Lo malo: el precio de los baños, la actitud de algunos brewers, algunas cervezas muy malas (lo siento Labue, te falta bastante; Bildenberg me caíste a toda madre y tu chela estaba bien, pero se puede mejorar; Niebla también bastante malita tu cheve)

-Recomendaciones generales, en mi experiencia personal:
♦Tomar de los estilos más ligeros como lagers, golden/blonde ales e ir escalando a IPAs, Stouts, Imperial Stouts, etc, de tal manera que no saturemos nuestro paladar y podamos degustar todo el espectro de sabores y aromas que nos ofrece cada cerveza. De empezar por cervezas más intensas en sabor, puede que después otros estilos nos parezcan insípidos. Afortunadamente ya me habían dado este consejo previo al evento.
♦ Llevar botellas de agua desde antes de entrar al evento, para lavar nuestra boca de cerveza a cerveza o inclusive lavar nuestro vaso. Cuanto mayor cantidad de agua tomemos menos sentiremos los efectos del alcohol, al menos no tan rápido. Este si me falló.
♦ Aunque no pagué ni una sola pinta o botella de cerveza, puras degustaciones de 3oz, no está de más recomendar y recordar que un festival de cervezas vas a probar (bueno, cada quien, pero para mi es lo mejor que puedes hacer en este tipo de eventos), trata de degustar la mayor cantidad de cervezas en conjunto con el consejo número 1. Date tiempo, tienes todos el día y parte de la noche, aquí no se trata de beber rápido y grandes cantidad como demonio (ya no tienes 16 años, amigo mío), pequeñas cantidades pero variado es suficiente para tener una buena experiencia, toma agua, come algo entre cada stand.
♦ No basta un día para probar toda la variedad de cervezas, muy probablemente te gane tu cuerpo y termines ebrio antes de ello, recomendaría al menos acudir 2 días distintos.
♦ ¿Ya mencioné el llevar agua? Una mochila cargada con botellas con agua.

 

img_20160902_181630439
Mi pinta conmemorativa con 3oz de Steller IPA de Nort Coast, de lo mejorcito en el festival.